I.T.E.A.T.
menuburger
Español ESPAÑOL ⏷

INSTITUTO DE ACUPUNTURA – BARCELONA
״
Cyril Alonso, Acupuntor en Barcelona

Pide una cita previa

CONSULTA
01-05-2017

Embarazo y Acupuntura

El embarazo así como su resultado es una aventura maravillosa puesto que permite dar la vida. Y, al igual que las aventuras verdaderas, no está sin dificultad. Si el embarazo no es una enfermedad, al contrario, sin embargo el organismo maternal sufre durante este período toda una serie de modificaciones fisiológicas, anatómicas, metabólicas y psíquicas, que crean un estado bien particular. Este estado específico del embarazo exige una adaptación constante. Si algunas mujeres tienen un embarazo fácil hasta el final, mucho de otros se incomodan de un momento a otro de este período de su vida. La acupuntura y el seguimiento de embarazo Siendo en primer lugar una medicina preventiva, la acupuntura puede desempeñar un papel muy eficaz en el seguimiento del embarazo. Presenta la ventaja principal de evitar o minimizar los recursos a los medicamentos cuyos efectos se temen teratógenos, es decir, los riesgos de malformaciones del feto. Además, sesiones de acupuntura permiten a la mujer embarazada tomar un tiempo de paro, de descansarse, de alargarse, de aflojarse, todas las cosas que tienen un efecto beneficioso sobre su estado y le incitan a tomar cuidado ella en un período exigente de su vida. La mujer embarazada tendrá ventaja que consultar a un acupuntor, quien, por la toma de pulso, el examen de la lengua y un interrogatorio meticuloso, puede detectar los distintos desordenes de embarazo. La definición precoz de un desequilibrio permite un tratamiento fácil, previniendo así algunas complicaciones futuras. Durante el embarazo la acupuntura permite de: • aliviar las náuseas y vómitos • aliviar el ansiedad y la angustia • tratar las hemorragias nasales • tratar la sinusitis de embarazo • tratar el túnel carpien de embarazo • tratar el estreñimiento • tratar los desordenes de la circulación, las inflamaciones y las pesadeces de las piernas • aliviar los dolores posteriores, de la ciática, los dolores abdominales y pélvicos • prevenir algunas amenazas de trabajo préterme (MTPT) • tratar el oligoamnios (insuficiente líquido amniótico) • modificar la posición del feto en caso de presentación en sede, idealmente entre el 30e y 34e semana de embarazo. Preparación al parto: • favorecer el desencadenamiento del trabajo en caso de rebasamiento del término • favorecer la flexibilidad del cuello y el perineo • estimular la contractilidad uterina La acupuntura en medio hospitalario La acupuntura en los partos al hospital es práctico corriente en Europa y tiende a generalizarse en Quebec, y esto, con resultados del los más interesantes. La combinación de medicinas complementarias permite en efecto hacer frente en los casos urgentes tratando al mismo tiempo los partos de manera natural. El alivio de los dolores de parto El nacimiento es un momento privilegiado de la vida y la mujer debe desempeñar un papel muy activo. La acupuntura practicada durante el trabajo permite reducir el dolor y facilita así la participación de la madre en el parto. Además de aportar un efecto que libera, los tratamientos van a favorecer todo el proceso del parto, sin tener consecuencias dañinas ni sobre la madre ni sobre el bebé. Hay que tener en cuenta que la acupuntura no es incompatible con la anestesia peridural, todos los dos siendo a veces complementaria. Además, la acupuntura reduce por término medio el tiempo de trabajo en 4 a 6 horas en las mujeres que paren por primera vez. Durante el parto la acupuntura permite de: • reducir el tiempo de trabajo • aliviar los dolores posteriores, previos y laterales • estimular la pendiente fetal • tratar las disminuciones del trabajo • favorecer la flexibilidad del perineo • reducir los riesgos de cesárea y en consecuencia los sufrimientos asociados • disminuir la medicación (peridural, en particular,) • acortar el período de entrega y tratar la retención placentaria Después del parto la acupuntura permite de: • tratar los entuertos • tratar la depresión post partum y el “niño blues” • reducir el tiempo de recuperación de las secuelas posibles del parto (edema, episiotomía, hemorroides) • tratar los problemas de cría (demasiado o no bastante leche) y los desordenes en los senos Frecuencia de los tratamientos Normalmente, la mujer cuyo embarazo se desarrolla debería bien ver a su acupuntor una vez al mes hasta el final del octavo mes de embarazo y en razón de una vez por semana durante el noveno mes. Estas últimas sesiones están destinadas a calmar el ansiedad, a aliviar el cansancio y a favorecer la flexibilidad del perineo y el cuello del útero. Así pues, las mujeres embarazadas llegan a largo plazo en buenas condiciones físicas y psicológicas. Además, el acupuntor puede estar presente en el parto y si es preciso después de éste. En todos los casos, el seguimiento acupunctural se adapta a la paciente, no hay modelo fijo. AAQ
Artículos recientes
Dirección

carrer Mallorca 277, 3eme1 08037 Barcelona

+34 605 804 330
+33 677 94 14 59

FORMACIÓN
Síguenos !

Introduzca a continuación su dirección de correo electrónico para recibir noticias

Copyright © 2019 Acupunctura. Todos los derechos reservados. Diseño personalizado - Administration
Utilizamos cookies para mostrar contenidos que realmente importa a usted. Más información